Almanaque Histórico. Editorial por Guillermo Cao.

Almanaque Histórico. Editorial por Guillermo Cao.

05/02/2021 0 Por guemes

CORRUPCIÓN PARTE 1. PROGRAMA 24/01/2021

Buenos días. El tema del programa de hoy es La corrupción. Por supuesto
siempre analizando desde la historia. ¿Por qué la corrupción? Porque como
dijimos desde el primer programa la intención es tratar los grandes problemas del presente con la metodología de análisis de la ciencia histórica. Esto es, reconstruyendo el pasado con el estudio de las fuentes, analizando e interpretando esa reconstrucción del pasado, desde el presente, para encontrar respuestas y posibles soluciones a nuestros problemas actuales. ¿Cuál es la diferencia? Cuando se analiza el presente sin historia, la corrupción termina siendo una cuestión de malos funcionarios, corruptos, que aceptan coimas para enriquecerse ellos y los cómplices que los rodean, conformando una asociación ilícita que justifica las críticas, denuncias, acusaciones salvajes y hasta falsas y
el lógico deterioro de gobiernos enteros o políticos que terminan sus carreras públicas o perdiendo elecciones cuando no presos. Por supuesto, todo esto tiene una gran parte de verdad. Pero cuando vamos al análisis histórico, descubrimos varias cosas. La primera y fundamental para tener como base de cualquier análisis es que el sistema capitalista es corrupto en sí mismo. La corrupción es inherente al capitalismo. Es una característica fundamental del sistema. Por supuesto eso no justifica la corrupción de funcionarios y gobiernos. Pero también es muy difícil gobernar dentro de un sistema que tiene como metodología de supervivencia el corromper a funcionarios. Y justamente los medios de comunicación y el poder económico que es el que se enriquece corrompiendo, no incluye en su análisis esta característica y sólo pone el acento en el corrupto cuando el verdadero corrupto es el que corrompe. Porque si el funcionario se enriquece con la coima, el empresario se enriquece muchísimo más con los beneficios de coimear. La idea de que el capitalismo funciona sobre una base ética endeble o dudosa, fue postulada por Adam Smith hace 250 años, cuando escribió que no es, por la virtud o benevolencia del carnicero, del cervecero, del panadero que obtenemos la cena, sino por su avaricia, por sus ganas de ganar dinero. Había descubierto que el mérito del capitalismo consistía en transformar sentimientos morales dudosos en beneficios para el sistema, gracias a los incentivos económicos. Algo que según Smith nos permitirá crecer, pero que está lejos de favorecer actitudes honrosas. Pero por formación cultural, por educación, por tradición y hasta por
creencias religiosas, que el propio sistema corrupto en sí mismo nos ha
inculcado que las personas somos seres honrados y condenamos lo contrario.
Detestamos y condenamos la deshonestidad, de la boca para afuera. Por eso
la corrupción es la principal bandera de ataque a los políticos que los mismos que los que los corrompen, utilizan para desprestigiarlos. En el programa de hoy vamos a hacer un recorrido histórico de la corrupción en Argentina y veremos que desde la época colonial con el contrabando, los funcionarios fueron siempre los culpables y condenados y los empresarios los que corrompieron, se enriquecieron y siempre quedaron impunes. Vuelvo a insistir sobre lo dicho al principio. Esto no es para justificar al corrupto o corrompido. Sino para que si se quiere eliminar la corrupción en serio, se juzgue también al verdadero corrupto corrompedor.

CORRUPCIÓN PARTE 2. PROGRAMA 31/01/2021

Buenos días. El domingo pasado iniciamos una serie de programas abordando siempre desde la historia: la corrupción. La idea es ver como desde la época colonial los negociados legales o no, sirvieron siempre para para corromper funcionarios de las más altas categorías, inclusive presidentes, muchos de ellos corruptos desde antes que los corrompan y protagonistas cómplices de esa corrupción. Pero también vimos y seguiremos viendo en el programa de hoy, que los empresarios que corrompen, los verdaderos corruptos, son los que amasaron enormes fortunas y los verdaderos beneficiarios de los negociados.
Lo vimos con el contrabando y la trata de esclavos en la época colonial, con el empréstito con la Baring Brothers de Rivadavia. Con las estafas al Estado
nacional de Lanús, Lezica, Lezama y tantos otros en la guerra del Paraguay y fueron solamente algunos ejemplos. Pero también llegamos a la conclusión que la corrupción es inherente al sistema capitalista. Es una condición, una característica para el desarrollo y supervivencia del sistema. Aunque se podría evitar, por supuesto, pero esto generaría menor concentración, mayor competencia y menos ganancias. Y eso es lo que los capitalistas no quieren.
Su objetivo es ganar más y más, por los métodos que sean. Y desde el
principio nos defendemos con algo que no debería ni decirse pero… Esto no
pretende justificar al funcionario, juez, político, diputado, ministro o lo que fuere,corrupto, sino que pretende poner el centro de atención en los empresarios,principales responsables de estafar al Estado, es decir a todos nosotros.