Lula visitará la Argentina el 24 de enero, en su primer viaje al exterior como presidente

Lula visitará la Argentina el 24 de enero, en su primer viaje al exterior como presidente

14/12/2022 Desactivado Por guemes

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, hará su primer viaje oficial como jefe de Estado a la Argentina el 24 de enero próximo para encontrarse con su par Alberto Fernández y participar de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la vez que a partir del 1 de enero reconocerá al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela y reabrirá la embajada en Caracas.

Así lo anunció durante una conferencia de prensa el futuro canciller Mauro Vieira, un diplomático de carrera que fue embajador en Washington durante la presidencia de Dilma Rousseff y que había sido relegado a funciones menores en la embajada de Zagreb, Croacia, por el mandatario Jair Bolsonaro.

Al explicar los objetivos y el rumbo de la política externa del líder del Partido de los Trabajadores (PT) a partir de 2023, Vieira dijo que Lula pretende viajar en el primer trimestre también a China y Estados Unidos, los dos principales socios comerciales de Brasil.

«Queremos volver a tender puentes con los vecinos sudamericanos»Mauro Vieira, futuro canciller de Brasil

«Queremos volver a tender puentes con los vecinos sudamericanos», enfatizó Vieira.

Según explicó Vieira, Lula había planificado visitar Argentina, tercer socio comercial de Brasil y principal socio del Mercosur, durante diciembre, antes de la asunción, pero por cuestiones de agenda el viaje será realizado en forma oficial ya como presidente.

El 31 de octubre, un día después de la victoria de Lula ante Bolsonaro en el balotaje más disputado de la historia (50,9% contra 49,1%) el presidente Fernández viajó a San Pablo para reunirse con el mandatario electo, a quien felicitó y recordó haberlo visitado en prisión en Curitiba en 2019, cuando el exsindicalista cumplía una condena por corrupción que luego fue anulada por persecución política y manipulación de pruebas.

«Lula me instruyó para que me ocupe de los primeros viajes al exterior. Él participará de la reunión de la Celac en Argentina con una visita bilateral y había sido invitado a Argentina antes de su investidura, pero no fue posible», dijo Vieira.

El presidente Fernández será uno de los al menos 17 jefes de Estado y de Gobierno extranjeros que estarán presentes en la ceremonia de asunción del 1 de enero y será saludado por Lula en el Palacio de Itamaraty, luego de jurar en el Congreso y recibir la banda presidencial en el Palacio del Planalto.

Cuando venció en las elecciones de 2002 por primera vez, Lula había realizado el primer viaje a Buenos Aires a inicios de 2003, cuando el presidente era Eduardo Duhalde.

«Lula me pidió llevar nuevamente a Brasil a la escena internacional», subrayó el futuro ministro de Relaciones Exteriores durante una conferencia de prensa en el Centro Cultural Banco do Brasil, en Brasilia, el centro de operaciones de los equipos técnicos y políticos de la transición de gobierno.

Según el diplomático, «la política a ser implementada es reconstruir puentes con nuestros vecinos sudamericanos estableciendo todos los mecanismos de contacto y negociación, luego ampliar ello a América Latina en general y retomar las relaciones de solidaridad y cooperación con África».

Lula quiere tener relaciones «intensas, productivas, equilibradas y soberanas» con Estados Unidos, China y la Unión Europea (UE), destacó Vieira.

Entre las novedades, se encuentra «volver a acercar a Brasil» a foros como la Celac y la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), que fueron dejados de lado por la diplomacia brasileña tras la caída de Rousseff en 2016 y la asunción de los presidentes Michel Temer y Bolsonaro.

«Esta nueva aproximación será con una nueva mirada, porque el mundo cambió, tendremos una mirada nueva y constructiva basada en la solidaridad latinoamericana y buscando la cooperación con los países en desarrollo», aseguró.

El cambio inmediato que significará el tercer mandato de Lula tras haber gobernado entre 2003 y 2010 se verá en la relación con Venezuela.

En 2019, el Gobierno de Bolsonaro, en alianza con el Estados Unidos de Donald Trump y la Colombia de Iván Duque, había roto relaciones con Venezuela y reconocido como presidente al diputado opositor Juan Guaidó.

Ahora se reabrirá la embajada en Caracas y se retomarán las relaciones con el reconocimiento al Gobierno de Maduro.