Recompra de deuda: por qué Massa tomó esta medida

Recompra de deuda: por qué Massa tomó esta medida

18/01/2023 Desactivado Por guemes

Fuente: El destape

El anuncio del ministro de Economía, Sergio Massa, tiene dos objetivos claros en materia financiera: el primero es bajar la presión sobre el precio del dólar financiero y el riesgo país y la segunda es aprovechar las actuales cotizaciones de los títulos públicos argentinos, muy castigados y llevados a precio de remate para reducir el peso de los empréstitos nacionales. El objetivo final es volver a acceder al mercado de deuda voluntaria, mostrando decisión y capacidad de pago, y dejar de depender de otros factores monetarios expansivos de la economía para esterilizar el exceso de liquidez del sistema y que no afecte en el déficit.

En concreto, el anuncio de este miércoles implicó una primera compra de bonos por el equivalente a 1000 millones de dólares de los bonos que nacieron con el canje del 2020 y con vencimientos más cortos, aquellos más utilizados por la operación de compra de dólares financieros (mediante contado con liquidación). Especialmente, tal como definió el funcionario, la estrategia «muy enfocada en los Globales, sobre todo los de corto vencimiento como los del 29 y los del 30″.

«Entendemos que ahí es donde tenemos que atacar para la mejor administración de la deuda, el perfil de deuda y el perfil de vencimientos de la Argentina», añadió. Este podría ser el primero de otros anuncios comunicados en meses posteriores, afirmó el titular del Palacio de Hacienda. «He instruido una resolución conjunta de Finanzas y Hacienda de encomendar con la mayor transparencia a que el Banco Central, en nombre del Tesoro, lleve a cabo el proceso de recompra a los efectos de seguir mejorar el perfil de deuda, lo que se denomina el riesgo país, lo que mejora en cierta manera la situación de las empresas argentinas y del Estado argentino para acceder al mercado de capitales», dijo Massa.

El anuncio se da en un contexto de varias semanas de tensiones en el mercado de cambios y en los que los bonos argentinos no logran captar la mejora de otros activos, como las acciones de empresas nacionales. Las cotizaciones en términos de mercado se ofrece a menos de un tercio del valor nominal técnico, una estrategia para mejorar el perfil de vencimiento. Actualmente los bonos con vencimiento a 2029 y 2030 cotizan en promedio a un valor de 29/30 dólares por lámina de 100 de valor nominal, lo que puede ser aprovechado por el Gobierno para reducir el monto emitido en este tipo de papeles. Además, es uno de los bonos más usados en el dólar Bolsa y, entonces, también le quitaría algo de volumen a ese tipo de negociación. 

«En lo últimos cinco meses trabajamos muy fuerte en la normalización de la situación financiera argentina, para que el proceso de normalización del empleo y recuperación del consumo, no se vean afectadas por las medidas que tenemos que tomar en materia macroeconómica», señaló el ministro, quien recalcó que «el orden fiscal está muy asociado a lo que respecta  a la administración de pasivos». «En ese sentido a lo largo del 2022 en el ultimo tramo hicimos un trabajo muy fuerte, con mejora en el nivel de vencimientos de la curva de deuda en pesos. En paralelo, vimos una caída de 1000 puntos del riesgo país y eso es una ventana de oportunidad para la Argentina», adelantó.

La semana pasada marcó una baja sustancial de 100 puntos básicos registrada este martes, que perforó el umbral de las 1900 unidades, el nivel más bajo desde junio del año pasado.

La caída a precios de ganga de los bonos en dólares que el Gobierno ofrecer recomprar también reciben el castigo del movimiento de compraventa por contado con liquidación y el Central ya no tiene espalda financiera para seguir interviniendo en este mercado. Una opción es reducir la operación con un menor volumen. Además, se trata de bonos con correlato con los del Tesoro de Estados Unidos, por vencimientos y legislación; con lo cual, una mejora en el rendimiento le permitirá mejorar el riesgo país (la comparación de retornos de ambos).

El dólar cerró el último martes en 378 pesos en las cuevas, pero en el Gobierno comenzó a generar señales de alerta las subas en las variantes financieras (contado con liqui y dólar Bolsa o MEP), ubicándose en valores de de ente 350 y 360 pesos. Estos bonos están exento de la limitación porque rige bajo legislación extranjera y quienes quieren dolarizarse empezaron a hacer uso de este título para realizar la operatoria. Ante la restricción de divisas, importadores y empresas que requieren insumos utilizan este precio como cotización habitual. 

Una primera parte fue prorrogar los vencimientos de plazos casi inmediatos a vencimientos que promediaran los tres meses en el caso de la deuda en pesos. Ahora la estrategia se centra en los bonos en dólares que se crearon con el canje del ex ministro de Economía Martín Guzmán.  «Seguramente, a lo largo de los próximos meses, estaremos invitando también al sector privado a acompañar al Estado argentino en este trabajo de mejora de perfil es que llevemos adelante otras medidas como la que hoy estamos tomando», afirmó el ministro, con la promesa de que la mejora en el perfil de la deuda «permita devolver a la Argentina a un lugar de participación en el mercado de capitales».