Racing se consagró campeón de la Supercopa ante Boca

Racing se consagró campeón de la Supercopa ante Boca

20/01/2023 Desactivado Por guemes

Fuente: El destape (imagen: télam)

Racing Club venció a Boca Juniors 2-1 sobre la hora del partido y se consagró campeón de la Supercopa Internacional en Emiratos Árabes Unidos. Con un penal polémico cobrado por el árbitro Fernando Rapallini, Gonzálo Piovi marcó el gol definitivo para darle el primer título de la temporada a la «Academia». 

En la primera edición de la competencia, el equipo de Fernando Gago superó al «Xeneize» en un final apasionante tras haber comenzado perdiendo en el Estadio Hazza bin Zayed de la ciudad de Al Ain. En la primera parte, tras un inicio parejo y sin que ninguno se adueñara del protagonismo, Boca se puso en ventaja. 

A los 16 minutos, Norberto Briasco, que sorpresivamente estuvo entre los titulares, encaró por el sector izquierdo y mandó un centro preciso al corazón del área. Agustín Sández, que cumplió la tarea de defensor central, peinó la pelota y dejó sólo Roncaglia que, tras dejar caer el balón, sacó un derechazo fuerte que se clavó en el ángulo. La distancia era tan corta desde el lugar del disparo hacia el arco que el portero dela «Academia», Gabriel Arias, no pudo ni siquiera atinar a sacar un manotazo para desviar el balón. Hasta ese momento, Boca era superior aunque sin generar jugadas de mucho peligro.

Sin embargo, la alegría para el equipo de Hugo Ibarra duraría muy poco después de abrir el marcador. A los 19 minutos, Racing intentó salir desde el fondo con balón jugado y la presión de Boca lo obligó a buscar un pelotazo arriba. El delnatero Maximiliano Romero rebotó la pelota para Moralez, a la altura de la mitad de cancha, y el enganche que hace su regreso al fútbol argentino controló el balón y le dio una gran asistencia al exjugador de Gimnasia y Esgrima La Plata. Aprovechando su velocidad y lo mal parada que estaba la defensa rival, el colombiano se fue sólo hacia el arco y, cuando García salió achicar, definió a un lado del palo para decretar el empate.

Si bien Racing tuvo un tiro libre del propio Carbonero, figura de la cancha, que García sacó de forma espectacular al córner, ambos se disputaron la pelota en la mitad de la cancha, no volvieron a contar con ocasiones de peligro y se fueron al descanso igualando 1-1. 

La segunda mitad del encuentro empezó muy similar a como había finalizado la primera. Con los dos esperando en mitad de cancha y tratando de hallar huecos en defensa con paciencia. La primera ocasión clara de gol llegó a los 60 minutos, luego de una gran jugada de Carbonero que terminó en un disparo desde afuera del área de Anibal Moreno, y que García despejó con solvencia. 

A los 63, Boca respondería con una jugada inesperada. Guillermo «Pol» Fernández luchó la pelota en el lateral derecho, se tiró al piso y habilitó de gran manera a Darío Benedetto que, tras irse sólo frente al arco, disparó con potencia y Gabriel Arias mandó la pelota al córner. Los minutos siguienets serían sin demasiada notoriedad en las áreas, ya que ambos parecían conformarse con el empate y evidenciaban el cansacio físico. 

Sin embargo, al minuto 92, cuando se jugaban los últimos segundos, llegó la diferencia final. Tras un centro que cruzó el área, Jonatan Gómez tiró un centro antes de que la pelota abandonara el campo de juego pero, tras un serie de rebotes en Agustín Sández, el juez Rapallini señaló el punto del penal por una supuesta mano del defensor «Xeneize». Los jugadores de Boca le fueron a protestar al árbitro, la jugada fue revisada por el VAR pero, tras algunos minutos de revisión, la herramienta tecnológica indicó que la determinación era correcta. Piovi se hizo cargo y pateó con mucha potencia al medio del arco, dejando sin chances a García y dándole el título a Racing, que volvió a vencer a Boca en una final.